CHAQUÉS A MEDIDA

“Recuerda que tu imagen es tu carta de presentación.”

Por lo general, cuando vestimos en traje, la situación requiere que estemos impolutos y, para ello, hacerse un traje a medida sin duda es la mejor alternativa.

Ni que decir tiene, que cuando la situación requiere chaqué, es aún más importante, por lo que, lucir un chaqué a medida nos dará sin duda el toque distintivo y elegante que buscamos.

En Bromio sabemos lo importante que son los detalles y es por eso, por lo que la parte que más disfrutamos de nuestro trabajo es esta, la de a medida y más aún cuando se trata de vestir a nuestros clientes para días tan importantes como los que requieren chaqué.

Nuestro equipo estará para asesorar en todo momento en función de la ocasión, aconsejando cuáles son los detalles más apropiados, que accesorios podrían encajar con el look que se está buscando y que colores podrían favorecer o no en función de lo que cada uno esté buscando.

Con el objetivo de poder utilizar los pantalones del chaqué en otras ocasiones, también podemos realizar una chaqueta para utilizarla con el mismo y ésta tiene un -10% de descuento al ir con el chaqué. 

Puede ver abajo nuestro listado de precios: 

SilverGold
580 €630 €
PlatinumDiamond
750 €900 €
SilverGold
380 €400 €
PlatinumDiamond
450 €500 €
SilverGold
150 €160 €
PlatinumDiamond
200 €250 €
SilverGold
90 €110 €
PlatinumDiamond
135 €160 €

*Ajustes incluidos en el precio

El chaqué está compuesto por tres piezas:

Levita: es la parte más vistosa del chaqué porque es la más grande. Se trata de la parte superior del chaqué y lleva una cola larga y redondeada que debe de caer a la altura de la corva de las rodillas. Su color suele ser negro (chaqué clásico), gris marengo o azul marino, aunque cada vez es más frecuente salirse de los colores y acabados convencionales.

Pantalón: por lo general no tiene peculiaridades muy diferentes de las de un pantalón de traje a excepción de cuando elegimos la levita negra que se debe conjuntar con un pantalón de rayas.

Chaleco: aunque hace unos años lo habitual eran colores más apagados, por lo general gris o negro, dejando al novio colores o estampados más llamativos, es la pieza del chaqué que más ha evolucionado. Actualmente, es la pieza que más se utiliza para dar algo de color y un toque de distinción al conjunto.